Cubriendo

Estructura saneada, soporte nuevo colocado, placas de aislamiento térmico colocadas, y fontanería renovada completamente…es momento de cubrir.

Como muchas de las cubiertas actuales, hemos optado por una cubierta de doble capa, con cámara de aire entre capas.

Primero completamos los rastreles verticales, por encima del aislamiento…

img_20160811_112310_w

Y después, colocamos la lámina impermeable transpirable por encima, para terminar fijando los rastreles horizontales, que además de sujetarla, servirán luego para fijar la teja.

img_20160811_112438_w

Esta lámina actúa de tejado de seguridad, ya que en caso de rotura de alguna teja, la lámina recogerá el agua que se filtre, y lo llevará hasta el canalón, sin perjuicio para las viviendas.

Láminas hay muchas en el mercado; nosotros utilizamos la fabricada por Wurth, que con sus 150 gr/m2 (parte de ellos de Kevlar), resulta bastante más sólida y resistente que la mayoría.

Y todo listo para comenzar a colocar la teja…

 

De nuevo en marcha…

Lo bueno de pertenecer a un grupo, es que aunque uno esté “fuera de combate” una temporada, la empresa no se detiene; mis compañeros se las han arreglado para cubrir mi falta, funcionando con sincronía y eficacia en las obras.

En la rehabilitación de tejado de la c/ Sol, una vez renovada la viguería y creado un nuevo soporte, llegó el turno de Martín, fontanero rápido y eficaz. En poco más de una semana, tenía ya colocados los nuevos canalones, y las limas de recogida de agua entre faldones.

img_20160811_112513_w

Los canalones, grandes, de 33 cm. para que se puedan limpiar fácilmente, y las limas, de 50 cm., generosas, para que el agua circule con agilidad hacia las bajantes. Y todo ello, en cinc, para que envejezca con garantías.

Con material de primera y la habilidad y experiencia de Martín, que hace soldaduras que parecen “de cirujano”, todo queda como debe.

img_20160811_112605Con la fontanería renovada…a cubrir con la doble capa.

Han pasado dos semanas

desde que arrancamos la renovación del tejado en la c/Sol, tiempo de sobra para que José, Toño y Jorge, con  la soltura de haberlo hecho ya más de 65 veces, hayan desmontado el tejado casi al completo.
.
IMG_20160721_115200_web
.
.
.
Según el procedimiento habitual, es ahora, con las vigas ya a la vista, cuando el Director Técnico de la obra, decide  cuales deben renovarse y cuales pueden continuar.
Documentamos sus instrucciones, y nos ponemos a ello.
.
IMG_20160719_125332_web
.
.
.
Una vez saneada la viguería, con la certeza de que aguantará otros muchos años, comenzamos a cubrir, colocando un nuevo  soporte en tablero tratado, sobre el que fijamos la capa de aislamiento térmico.
Con todo ello, aportamos resistencia, durabilidad, y mayor confort al edificio.
.
IMG_20160721_115306_web
.
.
.
Ahora, a coordinarnos con el fontanero, que vendrá a renovar canalones y tejadillos de galerías.

Montamos plataforma en la calle Los Caños…

Ha costado, pero ya comenzamos el montaje de la plataforma mono poste, necesaria para los trabajos de renovación de las azoteas del edificio.

La zona Los Caños/Juan XXIII, es cómoda para trabajar; anchos viales, tráfico moderado,…en fin, todo a favor; pero la zona en la que debíamos montar la plataforma, interfería con varios garajes.

Somos de los que la siguen…y la consiguen, y tras cuatro o cinco reuniones con propietarios, administradores, montadores, y técnicos de obra, y todos cediendo un poco, encontramos la solución.

160811

En poco menos de un día, ya tenemos la barandilla perimetral montada, necesaria pues el peto apenas llega a 60 cms.

Ahora, ya sin riesgos, a picar baldosa!.

 

Arrancamos en la calle Sol…

Calle del Sol, aunque muchos la llamamos calle del Carmen, en pleno casco antíguo de Santander. Mítica, animada, y con edificios clásicos, algunos de ellos francamente bonitos. Y nos toca renovar íntegramente la cubierta de uno de ellos. Trabajo chulo, del que te pone a prueba.

Calle de alto tránsito, y además peatonal, con lo que ello conlleva. De entrada, el andamio es más elaborado de lo normal, pues las anchuras y los gálibos de paso libre, son más exigentes; Y la colocación del montamateriales, con mayor protección aun si cabe, por si algún fragmento cayera desde la bandeja.

Lo bueno es que contamos con la experiencia de nuestros técnicos en oficina; Gestionar los permisos necesarios para trabajar en estas calles singulares, en las que los requerimientos municipales son mayores y las tramitaciones más complejas (licencias, autorizaciones de vía pública…etc), no es tarea para novatos.

Y contamos además, con el buen hacer de Dobracán, nuestros montadores de andamio habituales. Serios y capaces, vuelven a montarnos un andamio, como siempre, en el que da gusto trabajar.

Todo listo, ahora …a trabajar!.

02_Vista Gral